En la mañana del 3 de noviembre, los alumnos de 4º ESO, nuevamente acompañados de Elena y Raúl parten del centro, en dirección Cañamero, para recorrer el desfiladero del río Ruecas y terminar en el centro de interpretación del Geoparque.

En un principio, la ruta propuesta era la visita al espacio protegido de la Lorera de la trucha entre la Sierra de Altamira y la de la Palomera (en el término municipal de Alía), pero las intensas lluvias de la semana anterior, hicieron imposible el tránsito por los caminos para poder visitar el paraje. Como alternativa, la asociación “JAMA”, propuso la ruta del desfiladero del río ruecas, para que nuestros alumnos pudieran ver los aspectos más relevantes de la zona: aspectos geológicos, flora y fauna, históricos, como las pinturas de la cueva “chiquita”: pinturas esquemáticas realizadas con óxidos e hidróxidos de hierro y de manganeso, sobre las superficies rocosas de la Edad del Bronce-Calcolítico, cruzar el pantano del cancho del fresno por su pasarela, dirección al centro de interpretación del geoparque Villuercar-Jara e Ibores, donde los chicos pudieron visualizar un video sobre el geoparque, pasear por sus instalaciones y por sus salas, interactuando con sus múltiples paneles, incluso reponer fuerzas con sus ricos almuerzos de mañana. Todo ello rehogado con una fría mañana, lluvia fina a ratos y con una densa niebla que empezó a disiparse al finalizar la mañana. ¡Típico clima otoñal!