En clase103.jpg

Aprovecha bien el tiempo de clase

Desde el primer día, siguiendo atentamente las instrucciones y explicaciones del profesorado.
Adopta una actitud activa

* Piensa lo que escuchas o lees y trata de entenderlo.
* Pregunta lo que no entiendas.
* Anota los datos más significativos y pregunta cuando no entiendas.
* Participa cuando se planteen actividades o debates.
* Colabora en conseguir un buen ambiente de trabajo y de cordialidad.

Cuando falte algún profesor

Realiza la tarea que haya dejado encomendada o aprovecha para estudiar y hacer los deberes.
Lleva siempre una agenda

Donde anotar las tareas (deberes, trabajos, exámenes) y las fechas.

En casa

¿Cuánto tiempo tengo que estudiar?

* El tiempo de trabajo necesario para ir bien en los estudios varía según las personas, pero el mínimo aconsejable es de:
o 2 horas diarias en la ESO
o 3 horas diarias en bachillerato.
* En la época de exámenes es necesario trabajar algo más, pero poco más si se ha trabajado antes con regularidad. Concentrando el tiempo de estudio en las vísperas de los exámenes se pasa peor y se aprende menos.

¿Por dónde empezar?

Planifica tu tiempo (tardes y fines de semana) y concrétalo en un horario, revisándolo periódicamente para ajustarlo a tu ritmo personal y a tus necesidades:

* Si te cuesta ponerte a estudiar, comienza por la tarea o materia que te resulte más fácil.
* En las tareas largas o difíciles descansa varias veces, pero poco rato para no perder concentración.
* Alternar lo fácil y lo difícil suele ser lo más aconsejable.
* Una habitación tranquila y sin ruidos ayuda a concentrarse.

¿Cómo organizar el trabajo de cada materia?

El trabajo semanal incluye tanto la realización de las tareas encomendadas como el estudio y repaso de los temas que se van viendo en clase, sin esperar a que lo mande el profesor:

* Haz siempre un resumen/esquema de cada tema (una vez que lo hayas entendido) procurando utilizar un lenguaje y estilo personal.
* Ayúdate de los diccionarios y demás libros de consulta.
* Ante los ejercicios o problemas que no te salgan, inténtalo repetidas veces y por varios caminos; si persistes, conseguirás que te vayan saliendo.
* Anota las dudas y preguntas que te queden; consúltalas luego con compañeros o profesores.

¿Cómo saber si estoy adquiriendo autonomía y aprendiendo a aprender?

Lo irás consiguiendo en la medida en que consolides los hábitos anteriores y, sobre todo, si además adquieres la afición a leer regularmente, ya sean novelas o poemas, ensayos o prensa (son recomendables especialmente las secciones de “sociedad” y “cultura” de los periódicos).